Quienquiera que acuñara la expresión "tener la piel más gruesa" era muy sabio. Si nunca has oído esa expresión, suele referirse a las personas que son demasiado sensibles y se sienten fácilmente heridas por las críticas.

Establecer límites es un aspecto crucial del cuidado de uno mismo. Permite establecer límites claros que comunican lo que es y lo que no es aceptable para los demás. Esto, a su vez, ayuda a salvaguardar el propio espacio emocional y físico de la invasión.

Además, tener límites personales e internos es esencial para proteger la identidad y el yo interiores. Imagina vivir en una casa sin puertas, donde cualquier persona o cosa pudiera entrar y salir en cualquier momento sin permiso. Los perros callejeros podrían entrar y ensuciar la alfombra, o un vecino ruidoso podría irrumpir y asaltar la nevera mientras ve un programa de televisión a todo volumen en el salón a altas horas de la noche. Sin duda, sería frustrante e incómodo.

 

Límites interiores

A veces ignoramos nuestros propios límites.

Por ejemplo, algunos de nosotros seguimos esforzándonos hasta la extenuación para terminar una tarea. Pero lo hacemos tan a menudo que se convierte en un patrón. Nos agotamos. Puede llevarnos al agotamiento emocional y físico.

No siempre respetamos nuestros propios límites. ¿Por qué?

Cuando experimentamos un trauma, podemos desarrollar formas de afrontamiento poco saludables que pueden afectar a nuestras vidas. Por ejemplo, podemos desconectarnos de nuestras emociones y poner barreras para evitar que nos hagan daño.

Si experimentamos un trauma, ansiedad crónica o desregulación, podemos estar tan acostumbrados a funcionar en modo supervivencia que nos acostumbramos a ello.

Establecer límites sanos puede ayudarnos a sanar.

 

NeuroTip - Dé prioridad a su autocuidado: Dedique un tiempo diario a su autocuidado.

A lo largo del día, es esencial dejar tiempo para realizar actividades de autocuidado dentro de la rutina. Por ejemplo:

  • Controles de concienciación cada hora (o cada dos horas):

Bosteza, muévete lenta y conscientemente, llevando tu conciencia a las sensaciones de tu cuerpo, y nota cómo te sientes.

¿Su cuerpo está cansado? ¿Se siente agotado?

Luego, cruza ambos brazos y date un abrazo y envíate amor y bondad.

  • Crear límites: un poderoso ejercicio de visualización

Visualiza un escudo ENERGÉTICO formándose a tu alrededor; un sello energético imaginario que protege, bloquea la energía dañina y la refleja. 

Repite la siguiente afirmación: Este es mi espacio sagrado. Nadie puede pasar de aquí, a menos que yo le invite a entrar; o Crear límites saludables,

 

Con cariño,

Fanny 😎